El Lector Informa. #1661

0

Universitarios desaparecidos

Por Wiky Barrera

La frustración, el desamparo y la indignación son sentimientos típicos en México, las desapariciones y los asesinatos no investigados ejemplos buenos ejemplos de este estado de cosas. Actualmente en los registros federales se dice que hay 23,000 desaparecidos en México pero no tienen pruebas que avalen eso (bien podrían ser más), naturalmente el estado no quiere que sepamos qué tan ineficiente es en realidad, otros dicen que 27,659 de igual manera es un número exorbitante y sólo en los casos registrados porque hay otros cuantos miles de casos que son desechados o ignorados o ni siquiera son denunciados.

Debido a este gran problema un grupo de estudiantes de la UNAM decidió tomar cartas en el asunto y se organizaron para buscar indicios de la desaparición de sus compañeros; como buscar indicios de las desapariciones de todo México hubiera sido demasiado, sus investigaciones se concentran en las desapariciones de los estudiantes de su misma universidad, en solidaridad con este grupo de estudiantes, me doy a la tarea de difundir su trabajo y también su información recopilada.

El primer caso del que se tiene información es el de Joaquín García Jurado Carmona estudiante de arquitectura quien fue asesinado el 7 de agosto de 2010 en su propio departamento, ocho meses después un compañero suyo, Juanelo Sicilia, también fue asesinado y así comenzó una organización de padres de familia a favor de la paz. En abril de 2012 el movimiento creció suficiente como para presionar a las autoridades federales para aprobar la ley general de víctimas que habían propuesto previamente en los diálogos del castillo de Chapultepec; en el testimonio de Teresa Carmona, madre de Joaquín, nos cuenta que el 23 de abril le comentó a un senador “hoy es el cumpleaños de mi hijo, cumpliría 23 años y no le fui a llevar flores por venir aquí porque quiero hacerle un regalo importante”`, a lo que el senador respondió “se lo vamos a hacer”, los senadores aprobaron el dictamen de ley pero después era necesario pasar por los diputados. El equipo de diputados panistas retrasó el proceso hasta que casi se terminó la legislatura y aun no había ninguna ley para las víctimas, pero con la participación de un grupo musical en la capital (Pink Floyd) se terminó aprobando la ley. Por desgracia el gobierno de Felipe Calderón hizo todo lo posible por ignorar la nueva ley aprobada y las investigaciones siguieron siendo tan torpes como de costumbre, claro ahora por lo menos están actuando de forma ilegal, pero eso parece no importarle a nadie.

El presidente Felipe Calderón terminó su mandato y huyó a Estados Unidos dejando las puertas abiertas para el PRI. El nuevo presidente priista Enrique Peña Nieto, comenzó su mandato aprobando otra vez la ley general de víctimas tal vez fingiendo que fue idea suya. Pero por lo menos la ley está en vigor.

Pues bien, esta organización de estudiantes ha llevado su trabajo de forma profesional ayudando en las investigaciones de los estudiantes perdidos, como este caso, ellos son una esperanza de la unificación de la cultura de protesta contra el sistema gubernamental tan corrupto que tenemos desde hace mas de 100 años, pero si nos unimos todos a las causas justas, entonces podremos cambiar las cosas.

Naturalmente supongo que no van a darme suficiente espacio para escribir todos los casos que han investigado por lo tanto les envío este caso, espero me permitan escribir otro algún en otra edición del periódico.

Share.

About Author

Comments are closed.