Desinformación y confusión electorales, #1664.

0

Utopía

Por Eduardo Ibarra Aguirre

A tono con las declaraciones y discursos pronunciados por presidentes de los partidos y candidatos a las gubernaturas de Coahuila, estado de México y Nayarit, así como las municipales de Veracruz, todos los institutos que presiden o representan y ganaron en las contiendas, aunque será en las próximas semanas o meses cuando se defina de manea inapelable en los tribunales quiénes despacharán en los palacios de gobierno de Saltillo y Toluca.

Las precampañas y campañas estuvieron selladas por la desinformación y la confusión impulsada como estrategia electoral por los actores políticos y fueron magnificadas por los medios de comunicación que actuaron no como medios entre la ciudadanía y el poder, sino como parte de éste o cuando menos subordinados.

Así, Ricardo Anaya recorrió los noticiarios para jurar que nunca en la historia de su partido, Acción Nacional, tuvo tantas gubernaturas como ahora que lo preside y que está en condiciones inmejorables para disputar la Presidencia de la República.

Rijosa, Margarita Zavala, esposa de Felipe Calderón, exige al queretano conocido como Niño Maravilla (38 años de edad) que entregue cuentas del fracaso que cosechó en el estado de México y al parecer en Coahuila. Pero Miguel Ángel Yunes salió enseguida en defensa de Anaya. Yunes Linares es el depredador de presupuestos que gobierna Veracruz en sus ratos libres, atareado como está en la guerra sucia contra Andrés López Obrador y en afianzar los triunfos que obtuvo en alianza con el Partido de la Revolución Democrática.

Lo propio hizo sin comprometerse tanto Rafael Moreno Valle, exgobernador poblano. Y Luis Ernesto Derbez, rector de la Universidad de las Américas en Puebla, cerró filas con el presidente del PAN. Esto explica que su precandidatura a despachar en Los Pinos, como la de Yunes padre sean tomadas como maniobras de Anaya para asegurar la candidatura presidencial panista, misma que se le complica tras la derrota de Josefina Vázquez al ser desplazada al cuarto sitio de la votación en el estado de México por Juan Zepeda, quien festejó su tercer lugar con desmesura y demagogia.

Y el tercer Alfredo del Mazo que despachará en el Palacio de Gobierno, si me atengo al Programa de Resultados Electorales Preliminares del faccioso Instituto Electoral, asegura que el domingo 4 “ganó el estado de México”. Los mercados (los dueños de México) revaloraron el peso respecto al dólar y la trasnacional consentida por el grupo gobernante, OHL, repuntó en el valor de sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores, mientras se incrementaron los precios del Tren Suburbano. Más claro ni el agua.

Recuerde que el corporativo español fue denunciado infructuosamente como donador de dinero para la campaña de Alfredo del Mazo III y también el gabinete de Enrique Peña Nieto como protagonista, a la luz del día, en la contienda electoral. Médicos del ISSSTE me confiaron detalles de cómo intentaron obligarlos a participar como “comisionados” en la contienda en apoyo al Revolucionario Institucional y al primo en “octavo grado” de Enrique Peña.

Gracias a quien usted guste que Peña Nieto y Del Mazo Maza no son primos en primer grado, porque en tal caso el presidente que actuó no como primer priista del país sino como presidente partidista, quizás ordenaría ilegalidades peores de las que comandó Enrique Reza, quien ya fue confirmado hasta 2019 como presidente del tricolor por los éxitos obtenidos y porque los lisonjeros profesionales ya lo hacían presidenciable.

Share.

About Author

Comments are closed.