¿Quién Dio la Orden de Matar en Nochixtlán? #1664.

0

Por Melchor López Hernández

“Todo fue rápido. Sentí ardor en la pierna. Cuando le dije a mí compa: ¡Acelera!, lo hizo e inició el culebreo del carro. Dos tiros impactaron en la puerta del auto. Otros dos más fueron los que sí entraron, uno de ellos directo a mi pierna”. Las palabras son de Santiago Ambrosio Hernández, que libró el atentado de desconocidos el pasado 5 de marzo. Santiago es el presidente del Comité de Víctimas (Covic) por la Justicia y la Verdad, 19 de Junio, de Nochixtlán, Oaxaca.

Profesor en nivel secundaría, Ambrosio Hernández rememoró para Machetearte: “Antes de esa fecha ya habíamos denunciado ante las autoridades por amenazas y persecución; ya nos habían tiroteado y declaramos ante la fiscalía. Después del nuevo atentado también denunciamos y estamos en la disposición de comprobar lo de la balística. Pidieron medidas cautelaras para mí con el resguardo de la policía estatal. Pero en Nochixtlán no entra la policía estatal ni federal; y pues rechazamos esta medida”.

—¿Qué piensas de lo vivido en Nochixtlán?

—Que el Estado no nos va a intimidar. Después del atentado nos reunimos todos los familiares de las víctimas. Y lo platicamos y dijimos que no dejaríamos la lucha. Sabemos que los compas han perdido el miedo.

Isy Ramos, integrante del Covicde Nochixtlán, charló con Machetearte: “El miedo nos lo arrebataron desde el 19 de junio. Tenemos pláticas entre nosotros, nos damos ánimos, seguimos juntos y eso es lo que hace más fuerte al movimiento. El fin es la justicia. Nosotros como Covic no tenemos interés político y hemos sufrido agresiones. Sabemos que es el juego sucio y soportamos las amenazas del gobierno municipal y estatal”.

Agrega: “Es mentira que hemos hecho dinero, hay más de 150 heridos y tenemos a dos compañeros que están perdiendo la movilidad. Aunque el gobierno nos quiera comprar no vamos a aceptar. Solo queremos justicia, que paguen lo responsables. El Covic solo pide justicia”.

Con la convocatoria en la mano, integrantes del Covic, anuncian que del 17 al 19 de junio se prepara la “Acción Global por Justicia para Nochixtlán”, en la que se realizará una jornada político-cultural, con actos en la población oaxaqueña y en la Ciudad de México.

Todo lo anterior a un año del 19 de junio de 2016, fecha en el  que policías federales arremetieron contra pobladores y maestros en Nochixtlán; y con 8 caídos y 157 heridos de bala, sin atención médica y con la petición de la Covicde que se lleven las diligencias correspondientes.

Para Santiago Ambrosio “lo sucedido en Nochixtlán va más allá del 19. Fue un hecho planeado. Los disparos eran directos, nada de parábola o hacia el aire. Al principio pensamos que eran balas de goma. Pero la gente se encabronó cuando vio heridos. Después de varios meses, a las víctimas les costó mucho superar el miedo porque eran hostigados por la PGR. Por ejemplo, los quisieron detener al acudir al médico. Y por eso no querían participar en el movimiento, en denunciar por el temor de ser detenido. Y, poco a poco, fuimos construyendo la confianza. Pero tardamos bastante”.

Lo anterior lo constata Sergio López, de 22 años, uno de los heridos el 19 de junio e integrante del Covic. Él simpatiza con los ideales de los normalista y se le hace una causa justa por la que luchan. “Yo fui herido de la boca por un proyectil con gas. Después de eso, hemos pasado por la desatención jurídica, de salud, hemos sido parte de un racismo. Actualmente participo en Radio Combativa que surge en esa fecha, la integran familiares de los caídos. Allí nos dimos a la tarea de capacitar. Desde que quiso pasar la policía fui a bloquear la carretera para impedir el paso de la policía federal”.

Continua su narración: “Mi experiencia es grata porque en ocasiones se pierde la esperanza por diversos problemas y, entonces, fortalece ir a otras comunidades y compartir experiencias de la lucha social. También me doy cuenta que la revolución es una movilización de conciencias, es arte, es música y es participar en los medios de comunicación. Nuestra lucha es para cambiar este sistema. En todo esto, en todo lo que ha sucedió en Nochixtlán, hay un trasfondo oscuro, con interesas de empresas oligarcas”.

—Santiago Ambrosio, cuando estás solo ¿cómo lo vives?

—Está cabrón. Por el recuerdo de mirar a los caídos… ¿Quién dio la orden de matar? Sabemos que el gobierno quiere el olvido, por eso estamos cada mes, cada 19 de junio nos manifestamos. Hoy, no hay nada. Por la vía legal las autoridades de México siguen con su teoría de que fue un enfrentamiento entre gente armada.

Share.

About Author

Comments are closed.