Se Cumple un Mes del Asesinato de Meztli Sarabia, #1666.

0

Nota informativa

Por Erick Amín Mejía

La Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) 28 de octubre no se dedica nada más a proteger a los vendedores en el centro de Puebla, también han apoyado significativamente, por ejemplo, la lucha de los padres de los 43 normalistas desaparecidos durante la negra “noche de Iguala” (se presentaron en la 34 Acción Global por Ayotzinapa el 26 de julio en la capital de la República Mexicana) y desde 1973 se solidarizan con otras organizaciones sociales poblanas. El activismo de Rubén Sarabia Reyna, Simitrio, viene desde los años 80’. En ’89 fue encarcelado acusado falsamente de robo y narcotráfico siendo liberado hasta 2001 con la condición de que no participara en la UPVA. Pero el 19 de diciembre de 2014, tomando como pretexto que no acudió a firmar al penal, luego de haber sido liberado por un proceso (inventado) de robo en Tlaxcala, lo detuvieron y ahora pesa sobre él una condena de 25 años de prisión.

Los hijos de Sarabia heredaron la lucha y han sido objetos de amenazas en múltiples ocasiones, por los sucesivos gobiernos del Estado temerosos de que la UPVA a cada rato cuestiona los proyectos de “desarrollo social” y el favoritismo hacia los proyectos trasnacionales en perjuicio de los populares. El episodio más sanguinario fue el del pasado 29 de junio cuando el Gobierno de Tony Gali mandó pistoleros a las oficinas de la Unión a matar a mansalva Meztli Sarabia, hija de Rubén (1976-2017). De inmediato fueron aprehendidos cuatro tipos, supuestamente autores materiales de lo cual los Sarabia saben que su proceso es solo atole con el dedo. Antes de eso la pasada administración trató de subsumir a la 28 de octubre. El secretario de gobierno Luis Maldonado Venegas primero insistió en que los actuales dirigentes pasaran la estafeta, luego expresó que en ese mercado Hidalgo se vendía el 80 por ciento de la droga a nivel estatal. Ahora la traen contra Amador, y una cuñada a quienes han amenazado de muerte, y, como los cancerberos del Estado no tienen ningunos escrúpulos, han amenazados hasta a los hijos pequeños de la familia.

En el presidio, como presos políticos, están su papá y sus dos hermanos. Solo su hermana Claudia, y Rita Amador, esposa de Rubén, están libres. De esto no hablan los medios empresariales comparsas del gobierno.

Share.

About Author

Comments are closed.