EPITAFIO, #1669.

0

I

Muere el paria, el poderoso;

muere el sabio, el ignorante;

muere el honesto, el tunante,

el avaro, el dadivoso.

Todos llegan hasta el foso

sin la menor distinción,

sea en féretro, en cajón,

o en un humilde petate…

Solo el necio o el orate

creen evadir el panteón.

II

Creen evadir el panteón

los faltos de entendimiento,

los carentes de talento,

el fatuo o el fanfarrón.

Somos huesos en montón

a la hora de morir…

Y habremos de sucumbir,

volvernos materia inerte,

despojos que al fin la muerte

en polvo ha de convertir.

 

Moroleón, Gto., México.

Noviembre de 2017

Rolando Gallardo Gaytán, Karlitos ‘17

rogagay@yahoo.com.mx

Facebook: www.facebook.com/rolando.gallardogaytan

Share.

About Author

Comments are closed.