¿Y Después de los Sismos Qué? #1670.

0

Opinión

Por Antonio Moreno

Los temblores y terremotos son impredecibles e inevitables pero sí aprovechables; diversos frentes oportunistas se han abierto en este sentido como consecuencia de los terremotos que recientemente tuvieron lugar en México. Por un lado, el gobierno de Enrique Peña Nieto aprovechó para intensificar la campaña propagandística a favor de la heroicidad militar y por ahí de pasadita darle un nuevo impulso a su candidato Aurelio Nuño rumbo a la presidencia; televisa aprovechó para hacer negocios aumentando los niveles de audiencia con el beneficio económico que ello significa con base en engaños confabulados en complicidad con la Armada de México y también para continuar infundiendo miedo y desolación con la incesante difusión de imágenes de los sismos durante un tiempo; y al final del camino podemos encontrar a los buitres empresarios dueños de constructoras listos para aprovechar el gran negocio que significara la reconstrucción.

En teoría son las instituciones del Estado mexicano las responsables de coordinar el fraternal y solidario esfuerzo ciudadano, pero en la práctica lo que hicieron fue dedicarse a obstaculizar dicho esfuerzo, se cuenta con testimonios de voluntarios y de rescatistas reconocidos que así lo denunciaron. Roberto Hernández jefe de uno de los grupos denominados ‘Topos’ asegura que los militares con que se encontraron en los lugares afectados no estaban capacitados para el rescate y que solo se dedicaron a impedir con algún pretexto que los rescatistas trabajaran eficazmente, “ellos no le entran a la chamba”, dijo Roberto. En otro punto, en la esquina de Gabriel Mancera y la calle de Escocia, la Marina detuvo las labores de rescate por más de 24 horas sin motivo aparente y testimonios similares se dieron en diferentes lugares donde se llevaban a cabo labores de rescate.

Con Frida Sofía, la niña que nunca existió, la perversa Televisa logró mantener en vilo durante muchas horas a millones de mexicanos y extranjeros esperando el heroico rescate de una niña que supuestamente se encontraba atrapada bajo los escombros de la escuela privada Enrique Rébsamen, las cámaras televisivas de la empresa se enfocaron exclusivamente en ese plantel, como si fuera el único edificio gravemente dañado, la razón de ello la conoceríamos más tarde. Mientras tanto los marinos aseguraban haber escuchado a la niña y que hasta agua le suministraron, inclusive, a decir de los los militares habrían alcanzado ver que se movían sus deditos, pero al paso de las horas el engaño se hizo insostenible por las inconsistencias que iban surgiendo hasta que el Subsecretario de Marina Angel Enrique Sarmiento declaró, “quiero puntualizar que de la versión que se sacó con el nombre de una niña, nosotros nunca tuvimos conocimiento…” , ante este desmentido Televisa se deslindó y acusó a la Marina de ser la que estaba suministrando la información que ellos a su vez trasmitieron y además le exigieron que aclarara lo sucedido, al final todo fue considerado un error, lo que no dicen es que el supuesto “error” le redituó millonarias ganancias a la televisora.

Con lo anteriormente mencionado se evidenció el nivel de complicidad sin escrúpulos entre el gobierno, las empresas constructoras y las televisioras para manipular la opinión pública en momentos de desgracia, por lo que resulta necesario apoyarse más en los medios alternativos y en ese sentido las redes sociales utilizadas responsable e inteligentemente han demostrado ser una importante herramienta. Pero sobre todo, en materia de organización ciudadana deberán surgir nuevos frentes de vecinos y gente en general capaces de ejercer verdadera oposición independiente al gobierno y todos sus partidos oficiales en los procesos electoras del 2018, tal como ocurrió en el 85’ quienes fueron factor decisivo en la derrota en las urnas del PRI-Gobierno en las elecciones del 88’… el fraude de Salinas para usurpar la presidencia ya es otro cantar motivo de otro son.

Share.

About Author

Comments are closed.