Editorial, #1671.

0

Este diciembre Machetearte cumple 19 años de publicarse ininterrupidamente, 19 años de hacer periodismo satírico y combativo, 19 años de ser independientes, autónomos y autogestivos en la medida de nuestras posibilidades, muchas han sido las dificultades en el camino y muchos aun los retos por cumplir como periódico, panfleto, fanzine o publicación impresa de agitación, organización y lucha, esperamos durar muchos años más todavía para poder cumplirlos, son 19 años orgullosamente dedicados al pueblo trabajador, al de a pie, a los que tienen razones sobradas para ser…

LOS INDIGNADOS

Nosotros, los vencidos, de León Portilla; los condenados de la tierra, de Frantz Fanon; el bloque histórico de los oprimidos, de Gramsci; los excluidos del sistema, de Freire; los nadie, de Galeano; los olvidados, de Buñuel; los de abajo, de Azuela; los miserables, de Víctor Hugo; los manifestantes, de Berni; los desarraigados, de Gazcón; los clandestinos, de Manu Chao; los marginados de la exterioridad, de Dussel; los que no tenemos nada que perder más que nuestras cadenas, de Marx; los desposeídos, de Le Guin inspirados por Kropotkine y Bakunin; los negados de nombre y rostro con pasamontañas o sin él, los que para sobrevivir dependemos únicamente de nuestras manos y mente como fuerza de trabajo y que con ellas producimos toda riqueza que se apropian los ricos, los poderosos y los famosos; pero también con ellas, empuñaremos el machete y crearemos las ideas de rebelión que nos harán libres cuando los levantemos en contra de quienes nos dominan y destruyamos para siempre a la burguesía, al injusto concepto de propiedad privada que de ella emana y al indigno sistema de explotación que nos ofende y humilla a todos, incluso a aquellos que no se reconocen a sí mismos como proletarios por tener estudios, un empleo, un pequeño negocio, una vivienda o cualquier mínima cosa que les haga conformarse, y que al carecer de conciencia de clase ni poseer voluntad de lucha, como los apolíticos, de Brecht -sin saberlo- se encuentran doblemente sometidos. Solo entonces el despertar popular germinará el amanecer social para que la cultura, las ciencias y las artes florezcan porque nunca más nadie carezca de oportunidad ni padezca necesidad. Así, en el campo como en la ciudad, “en la selva, en la montaña, en el valle o junto al mar” otro mundo será posible…

Periódico Machetearte

Share.

About Author

Comments are closed.