Fin de la Neutralidad en la Red y Ley Mordaza. #1672.

0

Peligra la libertad de expresión en Internet

Por Gonzalo Lara

No es secreto que Internet, como muchas otras cosas que no lo parecen, tiene su origen en el ambiente militar. Pero desde el inicio, sus desarrolladores compartieron un perfil ideológico más de comuna que de lobby de wall street. Ted Nelson y Berners Lee son más jipis que yupis, por ejemplo.

Cerramos el 2017 y abrimos el 2018 con macro y micro en el tema de internet, medios y miedos. Macro: los encargados de mantener la neutralidad en Internet, es decir, de que que funcione más o menos como hasta ahora en la mayor parte de los países del mundo, forman parte de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos; en este país está la cazuela de la que se sirve el Internet en el mundo y ahí se encuentran proveedores de Internet de primer orden, como Verizon ATyT y Comcast. Es también donde se ha luchado por mantener una relativa libertad sobre lo qué se carga y descarga en la web. La libertad que permite perder el tiempo con videos de gatos o usar la red para la organización popular o la comunicación de opiniones. Desde la llegada de Donaldo Trump, Ajit Pai, republicano cerril de corazón, encabeza esta comisión tomada por los republicanos, quienes parados detrás de la caja registradora han decidido que ya estuvo bueno de que el erario gringo dedique una partida a subsidiar la red de redes. Máxime cuando a través de ella el trumpismo recibe una y otra y otra trompada de parte de muchos usuarios inconformes con su régimen. Hoy todavía la compañía de internet que usamos no decide a qué sí y a qué no tenemos acceso. Todo apunta a que mañana se accederá a lo que el proveedor de Internet quiera que consumamos y produzcamos en la red.

Micro: en México los priistas cierran el año dedeando una ley mordaza que, junto con la militarización del país, preparan el escenario de agitación y protesta que se prevé para 2018 ante la inminente imposición del PRI en Los Pinos una vez más. Según esta ley, se podrá demandar legalmente a quien diga mentiras o verdades (que es lo peor) sobre alguien, siempre y cuando ese alguien se sienta agraviado. Así de sencillo y de pasmoso. Mofarse de la idiotez e ineptitud de los disfuncionarios, por ejemplo, podrá ser castigado.

La maquinaria del PRI, que agrupa a casi todos los colores del arcoiris partidoide, está preparando el escenario para mentir e imponer «legalmente» desde diferentes frentes con tolelete y tanqueta; con mañas legaloides que bajo el disfraz de preservar el honor y la honra (trompetilla pedorrera) de una respetable (más trompetilla) persona, busca echar mano de medidas desesperadas, como las que toma quien sabe que necesita andar en pandilla porque, solo, cualquiera le parte el hocico. Esa medida, en este caso, es amordazar a los medios, léase, las redes sociales (¿quién ve la tele?).

La cesura y los milicos en las calles serán el maridaje de moda porvenir. Y como no se había visto ni con regímenes subsaharianos en los setenta, la ONU misma insiste en que se eche para atrás la Ley de Seguridad Interior que promueven los que manejan a Copete Nieto, quien está entrando en la historia nacional como el títere más inepto y peligroso de la última era glacial.

Share.

About Author

Comments are closed.